Meditación: el camino para conseguir tu paz interior

toti meditacion

Como sentimos y vivimos nuestras emociones, el estrés o las preocupaciones del día a día también repercuten directamente en nuestro estado de bienestar.

Entrenar la mente hacia un crecimiento personal en constante evolución es vital para aprender a aceptar, a compartir, a soltar, a vivir de forma autentica.

Una persona se acerca a la meditación por medio de muchos caminos, pero lo cierto es que la consecuencia de su práctica es siempre la misma: un estado mental y físico de serenidad, paz interior, concentración y creatividad.

Cuantas veces pero intentamos meditar o por lo menos relajarnos y no podemos desconectar de nuestros pensamientos? Tenemos la cabeza llena de emociones, preocupaciones, recuerdos, proyectos, ideas.
Para liberarnos de todo esto, muchos creen que solo con viajar y llegar en una playa tropical tranquila o hasta el pico de una montaña pueda servir para encontrar la paz y la serenidad.
Es muy fácil enterarse de que todo lo que tenemos dentro, nos sigue en cualquier lado.

El secreto está en saber observar y transformar nuestros pensamientos, liberarnos de esta relación tan conflictiva que tenemos con ellos. Empezar a jugar con nuestra propia mente!

A través de las prácticas de respiración consciente es más fácil llegar a un estado de concentración y relajación.
Existen simples y poderosos ejercicios donde se pone toda la atención en el aire, a su recorrido por los orificios nasales y a las sensaciones que nos proporcionan.

Por ejemplo, intenta ponerte en una posición cómoda y con tu espalda bien erecta. Puedes empezar observando tu respiración sin ninguna acción. Sonríe cada vez que inspiras, sintiendo el aire fresco que entra por tu nariz y que llena tus pulmones. Inspiras profundo y por completo. Con el pecho lleno de aire detengas el respiro por dos segundos y lentamente exhala sintiendo el aire caliente pasar por tu nariz hasta vaciar los pulmones. Enfocate en el respiro! Concentrate. Cuando surja un pensamiento, regresa a poner el atención en la respiración. Repítelo un par de veces. No te sientes mejor? 🙂

Con el pasar del tiempo y la práctica regular, la mente alcanza más rápidamente el estado meditativo y de relajación y los pensamientos lentamente irán desapareciendo.

El sonido es una de las maneras más sencillas para entrar en un estado meditativo, representa un verdadero atajo!
Si la respiración o cualquier otro método a veces pueden resultar incómodos, aburridos o requieren demasiada fuerza de voluntad para la personas que se están acercando a la práctica, combinar estas técnicas con una música inspiradora que induzca a la concentración y a la relajación puede ser un buen compromiso.
El sonido producido por los cuencos tibetanos y de cuarzo es muy efectivo y poderoso, otra fórmula es recitar mantras, comenzando con el famoso “Om” o el mantra Ho’oponopono “te amo, gracias, lo siento, perdóname”. Es muy sencillo y transporta fácilmente a un estado de concentración, meditación y unión.

¿Qué estás esperando?

empieza a meditar

———————–

———————–

Te recomiendo también de descargar la app Insight Timer donde puedes seguir mis sesiones de meditación guiada 🙂